Es por ÉSTO por lo que yo respiro

Carlos, P.L.

Galería D, 1994
Intrusas de los sentidos, con la seguridad que da saberse poseedoras del  valor de las palabras multiplicado por mil

Los años 90 significaron mucho para mí. En ese tiempo tomé conciencia de mí mismo como fotógrafo. Antes de eso era carne de oficina, de hecho lo fui por algunos años. El estallido cultural que supusieron los 80 en España y en particular en Madrid, fue poco a poco y por diversas razones apagándose. Ese fue mi entorno.

Comprender el "todo" en fotografía forma parte de un verdadero proceso que no sólo abarca las técnicas de conocimiento y manejo de la luz, el uso diversos aparatos, etc... etc..., también, y lo más importante, la adaptación mental. Es el proceso en el que se pasa de mirar a ver, y marca profundamente la personalidad y estilo de cada fotógrafo.

Realicé series sencillas, series más complejas y lobas solitarias de esas que no necesitan la ayuda de nada ni nadie para poner los pelos de punta, estremecer, o simplemente ofrecer algo en lo que pensar y reflexionar.

Manos a la obra
Mil y un puntos de vista, situaciones y el mundo que no para de moverse alrededor de ti y tú con él.  Se trata de escoger el ritmo que te gusta seguir... y captarlo.

El efecto 2000 afortunadamente no supuso el trauma que se anunciaba en ninguno de los sentidos. La informática poco a poco se instalaba en todos los hogares y la fotografía comenzaba a apuntar al mundo digital.

Son los años en lo que comencé a ganarme la vida haciendo fotografías para agencias de publicidad principalmente. Un poco de todo que me permitía continuar con lo que me apasionaba. 

La formación es incesante y continua. Las cámaras se han sofisticado con gran cantidad de funciones que facilitan enfoque y exposición, si bien la esencia y los conceptos son los de siempre... hasta nueva orden. La informática y los programas de edición de imagen reinan. Desde las primeras y sencillas aplicaciones de edición y retoque fotográfico hasta la actual inteligencia artificial que, sin duda, marcará el rumbo en las próximas décadas. Desaparecen las destrezas el positivado en el cuarto oscuro para aparecer otras como el control de los tonos de una impresora de tintas pigmentadas y el efecto sobre la grandísima cantidad y distintas calidades de papeles dónde mostrar una fotografía.

De aquél pasado a este presente... con la pasión de siempre.


Copyright © 2020 Carlos, P.L. All rights reserved.