AGONÍA PLÁSTICA

En el imperio del plástico no hay más que muerte.

Desechar plástico es echar veneno allá donde cae, donde se disuelve y se mimetiza.

Ver agonizar a un animal rodeado de plásticos forma ya parte de los acontecimientos diarios de nuestro entorno.

Plástico que desaparecerá haciéndose cada vez más pequeño hasta ser casi invisible, igual que quien lo creó.

1994. Madrid.


Copyright © 2021 Carlos, P.L. All rights reserved.